Una de las muchas razones de las que, como mexicanos podemos estar orgullosos, es por la cultura de la música de mariachi, pues nuestro país, además de estar considerado como la cuna del mariachi moderno (véanse entradas de blog anteriores), México es uno de los más importantes difusores de esta expresión musical y productor de la mayor parte de las canciones de mariachi a nivel mundial.

 

Por lo anterior, no es de extrañarse que los más célebres compositores de música de mariachi sean mexicanos; tal es el caso de Manuel Esperón, Cuco Sánchez, Fernando Z. Maldonado, Rubén Fuentes, Pepe Albarrán, José Ángel Espinoza “Ferrusquilla”, Federico Méndez, hasta llegar a autores como Martín Urieta, José Alfredo Jiménez y Juan Gabriel, entre muchos más.

 

Seguramente, el nombre de muchos ellos no nos dice mucho, pero sin lugar a duda has escuchado más de una canción de su autoría sin saberlo. Y es que el éxito del género ranchero no sería el mismo, sin el trabajo en conjunto de las privilegiadas voces de muchos cantantes, que a lo largo del tiempo han hecho inmortales un gran número de piezas musicales.

 

Entre los más reconocidos intérpretes del género ranchero podemos encontrar a figuras de la talla de Jorge Negrete, Pedro Infante, Luis Aguilar, Javier Solis, Antonio Aguilar, Miguel Aceves Mejía, entre una muy larga lista que se extiende hasta la actualidad, pasando por cantantes como Chavela Vargas, Vicente Fernández, Alejandro Fernández, Pepe Aguilar, Pedro Fernández, Rocío Durcal y el mismo Juan Gabriel, quien junto con José Alfredo Jiménez, podemos encontrar sin temor a equivocarnos, a los cantautores con la mayor producción de música de mariachi e interpretaciones, que tampoco serían lo mismo, sin el magistral acompañamiento de una buena agrupación de mariachis.